El agua en el hayedo de Tejera Negra

Disfruta del sonido de la naturaleza

Solemos prestar menos atención a los sonidos en general que a todo lo que vemos y nos entra por la vista. En el hayedo de Tejera Negra además de hacer una ruta corta de aproximadamente 3 horas, ver una antigua carbonera y admirar las tonalidades de las hayas, podemos sentarnos a la orilla del río Lillas y disfrutar del sonido del agua. Fuerte si el caudal es abundante, tímido si en un tramo hay algún dique de rocas generado de manera natural, suave si estamos en pleno estío… Ahora en otoño con las lluvias de octubre las setas empiezan a salir por doquier y el agua, que regenera todo a su paso, está presente en cada rincón de la Sierra Norte de Guadalajara. Pínchalo cuando necesites desconectar por completo.


«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *