Macrolepiotas rebozadas

Uno de nuestros platos preferidos

Los Doce Robles

Esta receta, barata y de temporada, se realiza a base de matacandelas que sólo pueden hallarse en otoño, antes de las primeras heladas. Conviene recoger las macrolepiotas proceras (Agaricaceae) con un experto o alguien entendido que sepa de hongos porque algunos son bastante tóxicos y pueden confundirse. Estas se caracterizan por su umbón oscuro central y sus láminas blancas o cremas.
Unos consejos a tener en cuenta: el anillo que lleva en el pie es fácilmente extraíble y se mueve de arriba a abajo. El pie es moteado y con escamas en tonos marrones. El diámetro de su sombrero debe ser igual o sobrepasar los 10 cms.
 

Ingredientes:

  • 5 o 6 Macrolepiotas
  • 3 Huevos (si pueden ser de corral o camperos, mejor)
  • Pan rallado
  • Sal

 
Lavamos las macrolepiotas con poca agua y por encima. Después las secamos. A continuación las salamos al gusto. Cortamos en 4 partes similares, como si fuera un queso. Batimos los huevos en un plato y vamos pasando las macrolepiotas por el huevo y después por el pan rallado. Se puede añadir perejil y ajo en el pan rallado para darle un toque sabroso. Se fríen en una sartén con aceite de oliva de 0,4 de acidez. Resultado: unas delicias para acompañar con queso, jamón ibérico y un buen vino.


«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *