Croquetas de bacalao: mmmm…

Manos a la masa

Los Doce Robles

Entre Semana Santa y mayo el bacalao es uno de los grandes protagonistas de la cocina. En los #pueblosnegros de #GuadalajaraSpain como no llegaba el pescado fresco siempre había en las despensas bacalao en salazón. Se ha empleado mucho en la cocina para elaborar potajes, patatas con bacalao, buñuelos… y por supuesto, croquetas de bacalao.
Nosotros hemos adaptado la receta tradicional dándoles un toque más ligero. Deliciosas como aperitivo, primer plato, o de cena… Aunque «Cada maestrillo tiene su librillo«, verás lo buenas que están aunque sea un poco laborioso hacerlas. Nada que ver con las que venden ultracongeladas en los supermercados…

INGREDIENTES:
250-300 gr. de bacalao en salazón (en lomos o desmigado)
Harina blanca de trigo
1/4 l. Bebida de avena o de soja (1/2 litro aprox. entre ambas)
1/4 l. Leche entera
Nata para cocinar
Pan rallado
2 ó 3 huevos de corral (preferiblemente)
Perejil fresco
Sal
Aceite de oliva 0,4 de acidez

PREPARACIÓN:
Lo primero, es poner el bacalao a remojo en agua fresca 24 horas antes de preparar la masa de las croquetas. De esta manera lo desalamos con todas sus propiedades manteniéndolo en el frigorífico. Recomendamos cambiar el agua a las 12 horas.
Una vez desalado, lo picamos o cortamos muy finito con unas buenas tijeras de cocina y lo doramos en una sartén a fuego medio y con cuchara de palo. A continuación añadimos harina de trigo, unas 15 cucharadas soperas normales, siempre removiendo para que la masa no se llene de grumos. Poco a poco vamos añadiendo la leche. Primero la de avena (menos pesada), después leche entera, y la bechamel irá cogiendo consistencia… Probamos para ver cómo anda de sal y le añadimos a gusto ya que hemos desalado el bacalao y sino puede resultar sosa. La masa no puede quedar ni muy suelta ni muy espesa. Es importante dar en el punto justo.
Antes de apagar el fuego, incorporamos 100 ml de nata para cocinar y mezclamos bien. Finalmente la retiramos del fuego y la dejamos enfriar a temperatura ambiente más de 12 horas.
Nosotros solemos hacerla una tarde cualquiera y al día siguiente preparamos las croquetas.
Se preparan dos platos: uno con los huevos batidos y el otro con pan rallado, al que le añadimos perejil fresco picado.
La masa se corta en porciones pequeñas con un tenedor y cada porción se pasa por huevo y pan rallado. Le vamos dando la forma de croqueta con el pan y colocándolas en una bandeja. Se hacen todas de tirón y luego se fríen en aceite de oliva muy caliente. Tienen que quedar crujientes por fuera y blanditas por dentro.
Truco: Si la masa te ha quedado muy suelta, poco consistente, conviene esperar más tiempo a que espese, puedes aguantar hasta 2 días para hacer las croquetas. Otra opción, es pasar cada porción primero por pan rallado, luego por huevo y de nuevo por pan rallado (forma habitual de hacerlas para muchas personas).
Espero que os guste. Ésta va por nuestro vecino que es un enamorado de las #tapas #croquetasdebacalao


«

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Francisco García Quintans
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: reservas@losdocerobles.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies